INFORMACIÓN PARA PACIENTES

Tener información sobre su condición médica o sobre las opciones terapéuticas disponibles es muy importante.
Aquí encontrará un sumario de temas de interés para su salud.

Conoce la relación entre la obesidad y la diabetes tipo 2

By: | Tags: | Comments: 0 | mayo 5th, 2016

La obesidad es el principal factor de riesgo para el desarrollo de la diabetes mellitus tipo 2


Dra Ligmar Ruiz

Dra Maria Cristina Arvelo

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo. Se produce por un desequilibrio entre las calorías consumidas o ingeridas en forma de alimento y las calorías gastadas, es decir se ingieren grandes cantidades de alimentos que tienen exceso de grasas, sal, azúcar, pobres en vitaminas, minerales y otros nutrientes y hay una disminución en la actividad física diaria o sedentarismo: ingresa más a mi cuerpo de lo que yo gasto.

¿Cómo se clasifica la obesidad?
De forma práctica la obesidad se clasifica de acuerdo al índice de masa corporal, que es una relación que se obtiene de dividir el peso del paciente en kilos entre la talla o estatura en metros elevado al cuadrado. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud un índice de masa corporal entre 25 y 29 es definitorio de sobrepeso y mayor de 30 de obesidad.

¿Por qué es importante la circunferencia abdominal?
El riego de la obesidad depende en gran medida de localización de la grasa, siendo aquella que se acumula en el abdomen la que afecta en mayor medida o predispone enfermedades cardiovasculares. Es por eso que en nuestra práctica clínica se hace rutinaria la medición de la circunferencia abdominal, establecida como normal para la población latinoamericana la menor de 80 cm para la mujer y menor de 90 cm para el hombre.

¿Cuáles son los riesgos de la obesidad?

La obesidad constituye un factor de riesgo o causa de muchas otras enfermedades como cardiovasculares, articulares, cáncer, apnea del sueño, hipertensión arterial, colesterol elevado y es el principal factor de riesgo para el desarrollo de la diabetes mellitus tipo 2.

¿Qué es la diabetes mellitus tipo 2?
La diabetes mellitus tipo 2 es una enfermedad crónica que se manifiesta por unos niveles de glucosa en sangre por encima de los límites normales.

¿Por qué se produce la Diabetes Mellitus?

La glucosa o azúcar es el principal combustible del cuerpo y la insulina es la que se encarga de introducir esta glucosa en la célula para que pueda ser utilizada. La acumulación de grasa a nivel abdominal, producto de la obesidad, termina produciendo sustancias que van a bloquear la acción de esta insulina. Esto a la vez estimula al páncreas a que produzca mayor cantidad de insulina, que no está siendo utilizada adecuadamente y a lo largo del tiempo va a producir el agotamiento del páncreas y el fracaso en la producción y acción de la insulina, lo que conlleva a la elevación de los niveles de azúcar en la sangre o hiperglicemia, que al ser sostenida en el tiempo causa daños en los órganos.

Existen 2 tipos de Diabetes Mellitus (DM), la tipo 1 que ocurre cuando el páncreas no puede producir suficiente insulina. Y la tipo 2, que ocurre cuando el páncreas como consecuencia del sobrepeso tiene afectación en la producción de insulina y las células también se hacen resistentes a la acción de la insulina, lo que conlleva a niveles persistentemente elevados de azúcar en la sangre. 90% de los diabéticos son DM tipo 2.

¿Cómo se diagnostica la diabetes mellitus tipo 2?

De acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes se establece el diagnóstico de diabetes con una glicemia o azúcar en sangre, en ayuna, mayor de 126 mg/dl, o azúcar en sangre venosa al azar mayor de 200 mg por decilitro o azúcar o glicemia en sangre luego de realizar una prueba de tolerancia oral con glucosa de 75 g igual a 200 mg/dl, y actualmente también se incluye una hemoglobina glicosilada mayor de 6.5 por ciento como criterio diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2.
La aparición de alteraciones de las pruebas ya mencionadas y la presencia de síntomas como poliuria (orinar con mucha frecuencia), polifagia (aumento del apetito), polidipsia (beber mucha agua) y pérdida de peso confirman el diagnostico de diabetes. La aparición de infecciones cutáneas o urinarias a repetición también puede ser sospecha de diabetes.

¿Qué es la hemoglobina glicosilada?

La prueba de la hemoglobina glicosilada se basa en la medición de la cantidad de azúcar o glucosa que se adhiere a los glóbulos rojos y su resultado se expresa en porcentaje, determina el nivel medio de azúcar en la sangre durante los últimos 120 días. Se utiliza como prueba de seguimiento del tratamiento y actualmente como prueba diagnóstica de la diabetes.

¿Cuál es el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2?

El pilar fundamental del tratamiento está dirigido a modificar el estilo de vida, esto se basa principalmente en promover un plan de alimentación adecuado y balanceado, y realizar actividad física. Se pueden utilizar varios tipos de medicamentos o fármacos, llamados hipoglicemiantes orales, e insulina en los casos que lo requieran. Es importante no solo el control de niveles de azúcar en la sangre, sino controlar también presión arterial, colesterol y triglicéridos, pues se ha demostrado que los pacientes con DM tienen de dos a tres veces más riesgo de tener enfermedades cardiovasculares que los que no son diabéticos.

¿Cuáles son las complicaciones de la Diabetes mellitus?

Las complicaciones de la diabetes pueden ser principalmente:

  • Complicaciones vasculares (de la circulación), afectando principalmente las arterias del corazón, de las extremidades, retina, riñones, cerebro.
  • Complicaciones neuropatías (del sistema nervioso): disfunción eréctil, hormigueo en los pies, alteraciones del funcionamiento de la vejiga y del intestino.

¿Cómo puede prevenirse la diabetes mellitus?

  1. Como el riesgo de diabetes mellitus aumenta en personas mayores de 45 años, deben realizarse, por lo menos cada tres años, los exámenes pertinentes para monitorear su niveles de azúcar y glicemia.
  2. Control del sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo: mantener una alimentación balanceada y realizar actividad física
  3. Dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol.

Leave a Reply

1
Buenos días en que te podemos ayudar?
Powered by