INFORMACIÓN PARA PACIENTES

Tener información sobre su condición médica o sobre las opciones terapéuticas disponibles es muy importante.
Aquí encontrará un sumario de temas de interés para su salud.

Todo lo que necesitas saber sobre el VPH y su tratamiento

By: | Tags: , | Comments: 0 | agosto 29th, 2016

El virus de papiloma humano (VPH) constituye la infección de transmisión sexual (ITS) más común en el mundo


Dra. Daniela Manutone

Alrededor de 79 millones de estadounidenses están infectados actualmente por el VPH. Cerca de 14 millones de personas al año contraen la infección por primera vez. Unas 360.000 personas en los Estados Unidos tienen verrugas genitales cada año y más de 10.000 mujeres anualmente contraen cáncer de cuello uterino.

Cada año, cerca de 21 000 cánceres relacionados con el VPH podrían prevenirse con la vacuna contra este virus.

En Venezuela estamos en una prevalencia de la infección por el virus del VPH cercana al 75%. El cáncer de cuello uterino es un problema de salud pública en nuestra población femenina, es la localización tipográfica más frecuente con una incidencia del 25,54%, seguida de cáncer de mama (16,42%) y cáncer de colon y recto (7,03%). Cada año se detectan 3.000 casos nuevos de cáncer de cuello uterino, en mujeres en edades comprendidas entre 25 y 64 años. La afección además de ser la más frecuente, es la primera causa de muerte oncológica en las mujeres venezolanas.

prevalencia-vph

Tipos de VPH

Todos los virus comparten una organización genómica similar. Se les asignan denominaciones numéricas en función de su secuencia de ADN. Se han identificado y secuenciado por completo más de 100 tipos diferentes de VPH y al menos otros 50 a 100 tipos se han caracterizado parcialmente.

Los diferentes tipos de VPH puedes subdividirse en 2 categorías, de alto riesgo y de bajo riesgo, asignadas originalmente en función de si el tipo de VPH podía encontrarse en especímenes de carcinoma.

Los de bajo riesgo como el 6 y el 11, se asocian a lesiones benignas hiperproliferativas a las cuales nos referimos normalmente como verrugas genitales o condilomas acuminados y también pueden producirse lesiones cervicales displásicas de bajo riesgo. Los virus de alto riesgo como el 16 y 18, producen lesiones displásicas de bajo y alto grado en el cuello uterino, incluyendo el cáncer invasivo.

Otras lesiones malignas asociadas con la infección por el virus del VPH son el cáncer de vulva, sobretodo la forma verrucosa, el cáncer vaginal y el cáncer anal. Así como también el cáncer orofaríngeo. Estudios han encontrado que alrededor del 7 % de las personas tienen el VPH oral. Pero solo el 1 % tiene el tipo de VPH oral que se encuentra en los cánceres orofaríngeos (VPH tipo 16). El VPH oral es casi tres veces más frecuente en los hombres que en las mujeres.

besos-que-prenderán-a-tu-pareja

Transmisión

El VPH se trasmite por contacto con queratinocitos descamados de un individuo afectado. Este contacto puede ser directo como en el caso de las verrugas cutáneas o indirecto por contacto sexual, como es el caso de la infección cervical.

Aproximadamente 40 tipos de VPH infectan el tracto genital. La infección de los genitales produce una variedad de estados clínicos, incluyendo la infección asintomática, las verrugas genitales, las alteraciones citológicas del cuello uterino y el carcinoma cervical invasivo.

Solo unos pocos estudios han analizado la manera en que las personas contraen el VPH oral y algunos resultados son contradictorios. Hay estudios que sugieren que el VPH oral podría transmitirse durante relaciones sexuales orales o al besarse, pero otros estudios no sugieren lo mismo. No se conocen las probabilidades de adquirir el VPH al besarse o al tener relaciones sexuales orales con alguien que tenga ese virus. Sí se sabe que las parejas que llevan mucho tiempo juntas son propensas a contagiarse el VPH genital, es decir, que ambos pueden tenerlo.

Patogenia

El VPH infecta a los queratinocitos, la célula predominante de las superficies epiteliales y requiere un epitelio escamoso totalmente diferenciado para que se complete el ciclo vital.

La infección por el VPH es extremadamente frecuente aunque solo un pequeño porcentaje de las infecciones produce cáncer y los cánceres se suelen desarrollar muchos años después de la infección. Otras alteraciones genéticas de la célula son necesarias para que aparezca el cáncer como lo es la inserción o integración del genoma del VPH en el genoma de la célula huésped así como también la pérdida del freno de crecimiento, es decir, no solo la infección por el virus del VPH causara cáncer, las personas con sistemas inmunitarios débiles (incluidas las personas con el VIH/SIDA) tienen menor capacidad para combatir el virus y más probabilidad de presentar cáncer.

cancer-no-es-vph

Clínica

No hay síntomas obvios de infección y no hay ninguna prueba de sangre que confirme el diagnóstico de VPH. La mayoría de los pacientes se mantendrán asintomáticos, dependiendo del tipo de virus de VPH que haya infectado aparecerán verrugas genitales o cambios en el cuello uterino que se conocen como lesiones pre invasoras (o premalignas). Solo en un bajo porcentaje de las infectadas el virus progresará al cáncer de cuello uterino.

Diagnóstico

Los métodos principales para el diagnóstico son la histopatología, que consiste en estudiar al microscopio partes de un tejido u órgano que se sospeche tenga una infección por el virus, por ejemplo el estudio de biopsias tomadas directamente del cuello uterino en áreas que sean sospechosas durante la evaluación colposcópica y los métodos citológicos como el test de Papanicolau, que no es más que la citología anual que se realiza de rutina en todas las mujeres sin necesidad de que exista una lesión sospechosa durante la evaluación ginecológica.

evaluacion-ginecologica

Recientemente se han introducido métodos moleculares novedosos y eficaces que trabajan con ayuda de la molécula de ADN, un ejemplo de ello son los microarreglos con los cuales se busca ayudar en la detección oportuna del virus. Es importante señalar que este tipo de métodos ofrece muchas ventajas entre ellas la rapidez de resultados y que también pueden detectar el o los tipos de VPH que se encuentran en el tejido con lo cual el paciente puede recibir un tratamiento específico.

Tratamiento

El 57% de las infecciones por VPH sufrirán regresión, es decir, la respuesta inmunológica será lo suficientemente efectiva como para eliminar el virus por completo.

Sin embargo 32% de las infecciones se mantendrá persistente, por lo tanto la paciente se mantendrá en controles citológicos y colposcópicos cada seis meses hasta que los resultados sean negativos durante 2 controles consecutivos, en tal caso la paciente pasará al control anual normal. En caso que la evaluación colposcópica sea insatisfactoria se procederá a realizar biopsia de canal endocervical y en caso de encontrarse una lesión sospechosa se procederá a la toma de biopsia.

Puede ocurrir que exista progresión de la infección del virus del VPH a lesiones preinvasoras como la Neoplasia Intraepitelial Cervical de Bajo y alto grado (NIC I, NIC II y NIC III), las cuales se caracterizan por cambios celulares propios de la infección por el virus y cuyo tratamiento dependerá del tipo de lesión, pero básicamente consistirá en procedimientos ablativos como lo son la diatermocoagulación, la termocoagulación, la crioterapia y la terapia con láser, o procedimientos escisionales como lo son la biopsia por sacabocado, la biopsia por asa, el cono y la histerectomía/traquelectomía.

Prevención

La primera manera de prevenir la infección es usando preservativos (condón de látex) en forma correcta con cada relación sexual. Esto puede reducir las probabilidades de contraer el VPH. Sin embargo, el VPH puede infectar zonas que el condón no cubre, de modo que los condones pueden no ofrecer una protección total contra el VPH. La segunda manera de prevenir es teniendo una relación mutuamente monógama.

La tercera manera es con la vacuna contra el VPH que es bastante segura y eficaz. Puede proteger a los hombres y a las mujeres contra las enfermedades causadas por el VPH (incluso el cáncer) cuando se administran a las edades recomendadas. Las vacunas contra el VPH se administran en tres inyecciones en un periodo de seis meses. Es importante recibir las tres dosis.

vacunalista-vph

Se deben vacunar todos los niños y las niñas de 11 o 12 años y se recomienda también para los hombres hasta los 21 años que no la hayan recibido antes y para las mujeres hasta los 26 años, si no se vacunaron cuando eran menores.

La vacuna también se recomienda a los hombres homosexuales y bisexuales (o cualquier hombre que tenga relaciones con hombres) hasta los 26 años. También a los hombres y a las mujeres con el sistema inmunitario deprimido (incluidas las personas con el VIH/SIDA) hasta los 26 años, si no recibieron la vacuna completa cuando eran más jóvenes.

Leave a Reply

1
Buenos días en que te podemos ayudar?
Powered by